Congregaciones

Iglesias Anglicanas

  • Default
  • Title
  • Date
  • Random
  • REV. DAVID ANTEZANA ALURRALDE Dirección: Avenida Muñoz Reyes nº 1150 Calle 24 Calacoto La Paz- BoliviaTeléfono: 2791702 Celular 75883415 Actividades
    Read More
  • Rev. Walter Toro MartínezVicario General Dirección: Calle Alejandro del Carpio 775 Tarija Bolivia Teléfono 6643416 Servicios dominicales 8:00 a.m. y
    Read More
  • Rev. Tammy Firestone Pastor Principal Dirección: Av. Simón López, casi esq. Melchor Pérez (frente Casona Mayorazgo)Teléfono: 441-5724Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Diacono.  Juancris Alanes - Obra misionera
    Read More
  •   Revdo. franklin Cuenca Celular: 71190178Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Revdo.Belisario Soleto - Encargado Misión Cristo Luz del Mundo Norte.  Celular: 77601012 Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Revdo. Oscar Villarreal Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
    Read More
  • Rev. Interino. Obispo Raphael Samuel  Dirección: Ecuador y Guachalla Edificio California 1er piso Teléfono: 2421616 Servicios Cultos Dominicales 10:00 a.m.
    Read More
load more hold SHIFT key to load all load all

Volviendo al diseño divino.

Volviendo al diseño divino.  

Revdo. franklin Cuenca

¿Recuerdas ese día en el que estabas hecho un manojo de nervios? ¿Ese día en que o estabas de pie al lado del reverendo o que estabas caminando y veías al frente ese hombre al que te unirás hasta que la muerte los separe? ¿Lo recuerdas?

Llegaste con muchas expectativas, que si alguien te hubiese preguntado ¿cómo sabes que funcionaría? Creo que tendrías muchas respuestas, el amor, la compatibilidad, la comunicación… ¡¡oh tantas cosas que sentías en esos momentos!! Pero, con el pasar de los días, meses, años; y, en algunas ocasiones has comenzado a sentir que esas expectativas o cualidades que veías en tu pareja, han comenzado a ser todo, menos eso.  

¿Tus necesidades, mis necesidades?

Muchas veces, llegamos con la expectativa de que lo que prometimos o el compromiso que adquirimos se refirió a que la otra persona está ahí para hacer todo para que yo sea feliz, por lo tanto mis necesidades son más urgentes e importantes que las de la otra persona. Y, se nos olvidó primero, que los votos matrimoniales hablan de esta forma: Aceptas a esta persona para amaLE, confortarLE, honrarLE y cuidarLE tanto en buenos como en malos tiempos. Tal vez te ha pasado a ti, si eso ocurrió! Y segundo, hemos olvidado lo que Jesús nos dijo: el que quiera hacerse grande debe ser el servidor de todos, si quieres ser el primero debes hacerte esclavo, ya que ni el Hijo del Hombre vino para ser servido Mc.10:42-45… entonces ¿Qué hacemos?

Buscar a Dios.

Chistopher Ash dijo: La clave para un buen matrimonio no es buscar un buen matrimonio, sino buscar honrar a Dios.

Todo lo que creemos acerca de Dios determina la calidad de nuestro matrimonio. Lo único que no estaba bien en el génesis era que el hombre estuviera solo, y que la llegada de la mujer era para ser complemento para caminar con Dios. El pecado es el gran problema del matrimonio, el pecado nos hace creer que mis necesidades deben ser satisfechas para ser feliz; pero, las escrituras dicen que satisfacer las necesidades de la otra persona me da más felicidad que satisfacer mi necesidad. Déjame aclararte esto. Cuando vemos a Jesús, encontramos que dejo toda su gloria y majestad para venir a satisfacer nuestra mayor necesidad que es salvación de nuestros pecados. Vino a darnos una relación con nuestro Padre celestial que era nuestra mayor necesidad. No quiero decir con esto que tenemos que buscar satisfacer las necesidades de nuestra pareja, sino más bien que mientras más nos parecemos aquel que vino a dar su vida por nosotros, más honramos a Dios, por lo cual nos encontramos satisfechos, y si ambos buscan eso, el estar satisfechos en Dios, nos va llevar a honrar a nuestra pareja en actos de servicio y glorificar a Dios con nuestro matrimonio. Para Jesús, obedecer a su Padre era la expresión de honrarlo. Conocer a Jesús es conocer a Dios Padre. Si el pecado es el problema en nuestro matrimonio, Jesús es el enviado por Dios como respuesta al problema del pecado, no solo como un ejemplo de bondad moral o para enseñarnos como vivir, sino para sobre llevar el juicio por el pecado. En Jesús vemos la misericordia de Dios. Pablo dijo: Jesús vino a salvar a los pecadores de los cuales yo soy el primero, y que esta era una palabra digna de ser aceptada 1Tim 1:15. Si nosotros podemos aplicar ese principio a nuestro matrimonio podremos ver que el problema no está al otro lado en mi pareja, sino en mi lado en mi pecado, y si yo como pecador pude encontrar misericordia de Dios en Jesús, el parecerme más a Jesús, va hacernos honrar más a Dios en nuestros matrimonios. Y de esta manera podemos acompañarnos en caminar hacia Dios.

Por eso es que necesitamos:

  1. A.La biblia como fundamento: En estos tiempos en que el significado del matrimonio está en el aire. Desligado de toda autoridad, el matrimonio sigue la cultura, sin importar a donde vaya la cultura. El matrimonio no es un capricho espontaneo, sino para la gloria de Dios.
  2. B.El evangelio como la fuente: Dios envió a su Hijo como respuesta del pecado, no solo como un ejemplo de bondad moral o para enseñarnos como vivir, sino para sobrellevar el problema el juicio por el pecado prometido en Génesis 3, a fin de que pudiéramos vivir una relación restaurada con Dios para siempre.
  3. C.La gloria de Dios como el centro: puede que suene raro o sorprendente; el matrimonio no se trata primeramente de mí o de mi pareja. Obviamente el hombre y la mujer son parte esencial, pero a la vez segundarios. Dios es el personaje más importante en nuestro matrimonio. El matrimonio es para nuestro bien, pero es para la gloria de Dios.

Tomada de la idea original del libro: Cuando pecadores dicen: “acepto”- descubriendo el poder del evangelio para el matrimonio. Dave Harvey. Poiema publicaciones- Medellin, Colombia (Shepherd Press, Wapwallopen)